BLOG

La gestación por sustitución de Kim Kardashian

Publicado el jueves, 7 de diciembre de 2017 por Laura Marchesani

Contrariamente a lo que algunos piensan, la gestación por sustitución no es un vientre de alquiler, sino un proceso con implicaciones emocionales muy complejas para todas las partes. También, como es obvio, para los futuros padres: de hecho, el recorrido puede conllevar una serie de momentos difíciles que, a veces, no son sencillos de aceptar y superar. En particular, desde el punto de vista emocional llega a ser complejo vivir una gestación a distancia y externa al cuerpo de la futura madre quien, a pesar de su deseo, no puede llevar en su vientre a su propio hijo.

Asumir una gestación subrogada

Para una futura madre la elección de la gestante es un momento difícil, pues se trata de decidir quién la sustituirá en ese papel que ella tanto desearía tener. Es un paso tan duro desde el punto de vista personal y de la pareja que, en muchos casos, se aconseja el apoyo de un experto, de un profesional de la salud mental capaz de dar el soporte necesario en cada fase del camino. Casi siempre el primer paso que hay que dar es la aceptación de la situación para así poder proceder con el tratamiento.

Evidentemente, asumir la tesitura no es algo que se pueda hacer de forma inmediata y requiere un esfuerzo constante. Las emociones en juego son muchas y afectan también al desarrollo de la propia gestación subrogada.

Aceptar la infertilidad

El camino de los padres de intención que valoran la gestación por sustitución como una opción para hacer realidad su deseo de tener un hijo es, en muchas ocasiones, tortuoso por la serie de eventos que han vivido antes de dar ese paso. La aceptación de la realidad, junto a la fuerza y al equilibrio necesarios para poder seguir adelante, son los elementos que ayudan a mantener la serenidad en un tratamiento sobre el que se tiene un control escaso.

Incluso los personajes más conocidos como Kim Kardashian, que han tenido o están teniendo hijos gracias a esta opción, han declarado públicamente que la falta de control sobre lo que pasa durante el embarazo no es fácil de gestionar.

A pesar de que la gestante sea una persona de confianza hacia la que los padres de intención desarrollan sentimientos de gratitud, para una futura mamá este embarazo externo a su cuerpo es un duro desafío.

La situación suele llegar a ser más relajada si existe una buena comunicación con la gestante, teniendo así la posibilidad de recibir constantemente noticias sobre cómo van las cosas. Las ganas y la voluntad de compartir sensaciones, imágenes, pequeños progresos hacen que el embarazo sea un camino que involucra a dos familias.

Las dificultades de la gestación por sustitución se pueden resolver gracias a la transparencia

De todas formas, es aconsejable no perder nunca de vista cuál es el objetivo del camino, sobre todo cuando los futuros padres se sienten demasiado lejos de ese niño que se está formando. La meta, el resultado, es algo que da felicidad; se trata de la creación de una familia. El deseo de todos los que forman parte del camino de la gestación subrogada en un momento u otro es el mismo. Padres, gestante, médicos, abogados,… colaboran en equipo para que vea la luz una nueva y esperada vida.

La gestación por sustitución de Kim Kardashian
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar