BLOG

Fecundación 'in vitro' y calendario laboral

Publicado el martes, 12 de marzo de 2019 por Laura Marchesani

Cuando es necesario acudir al extranjero para un tratamiento de reproducción asistida, inevitablemente hay que tener en cuenta una serie de factores prácticos como los desplazamientos, el hotel y, en general, las reservas necesarias para completar toda la logística que un viaje tan importante requiere.

Normalmente, las clínicas de reproducción asistida tienen un calendario laboral bastante amplio, es decir, que cierran pocos (o poquísimos) días al año, de modo que puedan estar disponibles para quienes necesiten realizarse una práctica médica como, por ejemplo, una punción ovárica, una inseminación o una transferencia de embriones en un determinado día.

No obstante, existen turnos laborales que los trabajadores tienen que respetar para permitir que todo el personal disfrute del descanso necesario y de las merecidas vacaciones. En esas fechas festivas o en fines de semana, el personal de la clínica de reproducción asistida podría encontrarse bajo mínimos, puesto que debe poder ofrecer un servicio de emergencia pero no la asistencia estándar habitual.

Planear una consulta o la congelación del semen

Por estas razones, antes de acudir a una clínica de reproducción asistida en el extranjero es aconsejable comunicar al personal del centro médico cuándo pensamos presentarnos en sus instalaciones, aunque ellos nos indiquen que están siempre disponibles.

En realidad, existe la posibilidad de que den por hecho que los futuros padres conocen el calendario laboral del país hacia el que viajan, lo que no siempre posible. Así, cada país tiene unos festivos propios y, puesto que no suelen coincidir salvo en determinadas fechas muy específicas, las cosas pueden volverse algo complicadas.

Si la clínica comunica que está disponible todos los días laborables para recibir pacientes y congelar muestras de semen, ello no significa que sea una buena idea reservar directamente un vuelo y un hotel, ya que podríamos descubrir a última hora que el centro está cerrado por cualquier motivo, o que el laboratorio no está disponible, o que existe alguna otra circunstancia que pone 'patas arriba' nuestro viaje.

Clínicas de reproducción asistida en Canadá y en Estados Unidos

Para evitar malentendidos que pueden ser difíciles de solucionar a nivel práctico, sería mejor contactar con la persona de referencia dentro de la clínica de reproducción asistida e informarla de que se está planeando el viaje para acudir al centro y cuál es el motivo del mismo: realizarse análisis que a veces son obligatorios, entregar una muestra de semen, tener una consulta con el psicólogo o una cita con administración, etc. De esta manera, nos aseguraremos de que el viaje será fructífero, de que será posible afrontar cada paso con la calma necesaria y, asimismo, de que podremos recibir la mejor información y atención por parte del personal del centro de reproducción asistida.

Además, la buena disponibilidad de las enfermeras y de todos los empleados son de gran ayuda para solucionar dudas, para recibir detalles más precisos e, incluso, para hablar un poco de uno mismo, de nuestras expectativas y de nuestras preocupaciones con respeto al ciclo de reproducción asistida.

El hecho de tener un contacto humano con el centro de fecundación 'in vitro' hace más amable el camino de la reproducción asistida, pues se puede conocer a quienes cuidarán de nuestros gametos, de la donante y/o de la gestante. Imaginar a esas personas en un determinado lugar, saber cómo es ese sitio y conseguir tener en la mente una imagen real del entorno hace que todo el proceso sea menos duro para los futuros padres que viven lejos.

Fecundación 'in vitro' y calendario laboral
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar