BLOG

Gestación por sustitución y embarazo gemelar

Publicado el martes, 3 de abril de 2018 por Laura Marchesani

Muchos futuros padres que están valorando la gestación subrogada para poder tener hijos piensan que engendrar gemelos es un modo eficaz, desde el punto de vista práctico y económico, para tener más de un niño.

A muchos de ellos, en efecto, les agrada la idea de que su futuro bebé tenga un hermanito o una hermanita; alguien con quien crecer, jugar y compartir experiencias, juguetes, espacios,… Si se sueña con una familia, casi siempre es más agradable pensarse a uno mismo con dos hijos. Sin embargo, cuando se debe tener en cuenta la realidad de la gestación subrogada, muchas veces hay que repensar la idea del parto gemelar.

Transferencia de embriones

En primer lugar es siempre útil recordar que la medicina de la reproducción asistida no ofrece soluciones mágicas y que, incluso si los mejores profesionales dan lo mejor de sí mismos para hacer realidad el deseo de los futuros padres, no siempre es posible alcanzar el objetivo. En otras palabras, para el caso que nos ocupa, si los padres y la gestante están de acuerdo en buscar un embarazo gemelar se optará por transferir dos de los embriones creados previamente. Como es obvio, esta decisión no implica que ambos se implanten y que, cuando esto suceda, lleguen al momento del nacimiento, pues por el camino pueden suceder muchas cosas, como en todos los embarazos (naturales o no).

No obstante, antes de la transferencia, hay una serie de pasos que se deben cumplir y ciertas consideraciones a tener en cuenta.

El médico y los embriones

Lo primero que es necesario saber es que, en los últimos tiempos, cada vez más profesionales de la reproducción asistida aconsejan transferir un solo embrión, siempre que éste sea de buena calidad. Ello es debido precisamente a que se busca evitar el embarazo gemelar que, como es conocido, implica mayores riesgos para la mujer y para los fetos. Esto no quiere decir, en un sentido absoluto, que no sea aconsejable transferir más de un embrión sino que es necesario informarse de modo adecuado sobre los riesgos asociados. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, nadie está más preparado en la materia que el médico elegido para el tratamiento de reproducción asistida.

Gemelos por gestación subrogada y gastos de hospital

Una de las preguntas que se hacen los padres que sueñan con tener gemelos se refiere al coste de la atención médica después del nacimiento. De hecho, una vez que han nacido, los bebés son seres independientes de la gestante y, por tanto, hijos de padres residentes en el extranjero. Esto significa que la factura del hospital debe ser asumida por los padres de intención. Como es natural, y en términos generales, puesto que el embarazo gemelar conlleva riesgos existen asimismo muchas posibilidades de que los niños nazcan por cesárea y/o que lleguen antes de la fecha prevista. En este último caso -muy frecuente en los partos múltiples- se deberá recurrir a la incubadora, cuyos costes se repercutirán, obviamente, a los padres. Es importante ser consciente de esta posible circunstancia para prepararse desde el punto de vista económico, ya que esos tratamientos pueden ser bastante costosos. Una opción disponible en ocasiones es la de buscar un seguro médico que cubra estas contingencias. No se trata de una alternativa sencilla pero, a veces, sobre todo para padres que ya tienen su propio seguro privado de salud, se puede chequear si la aseguradora con la que se tiene el contrato ofrece cobertura también a los descendientes. De lo contrario, siempre existe la opción de hacer cuentas y buscar ayuda para negociar la factura con el hospital.

Gestación por sustitución y embarazo gemelar
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar