BLOG

Qué se puede pedir en una gestación subrogada

Publicado el miércoles, 26 de septiembre de 2018 por Laura Marchesani

¿Qué aspectos son negociables y cuáles no en una maternidad subrogada?

Por cada aspirante -padre de intención- que está a punto de comenzar una gestación por sustitución existe una larga lista de dudas e incertidumbres (sobre todo en lo que respecta a la gestante). Es normal que sea la figura de esta generosa mujer la que ocupe más tiempo en los pensamientos de los padres, pues sin ella no sería posible hacer realidad el deseo de paternidad. Además, el devenir de los eventos (físicos y emotivos) depende mucho de su carácter, de su actitud y de la relación que desarrolla con los padres intencionales.

Hablar a diario con la gestante

Entre las peticiones que algunos padres querrían hacerle a su gestante ideal -la que imaginan mientras la están buscando- se encuentra la de mantener un dialogo constante y hablar a menudo. El problema es que "a menudo" no significa lo mismo para todo el mundo -ni necesariamente "a diario"-, y esta diferencia semántica podría crear malentendidos evitables.

Ser claro con las expectativas de uno mismo sobre la relación con la gestante es importante, pero también lo es ser consciente de que la flexibilidad es indispensable en cada relación humana.

Si, en algún momento, la gestante no puede o no desea tener un contacto diario, la mejor respuesta será probablemente dejar espacio a la privacidad que necesita. Si la relación se basa en la confianza mutua y en el respeto, se encontrará sin duda el equilibrio adecuado entre las ganas de hablar de unos y el deseo de intimidad de otros.

Poner en duda las decisiones médicas y legales

Por otro lado, sería bueno que las cuestiones médicas y de salud queden siempre en manos del ginecólogo o del profesional que atiende a la gestante, sin entrar en debates para los que no se está formado. De la misma forma, sería oportuno dejar los asuntos legales en su ámbito, es decir, permitir a los abogados de las partes que aconsejen y guíen en este sentido.

La confianza -no sólo entre los protagonistas, sino también hacia los profesionales que acompañan- está en la base de cada gestación por sustitución. Si se han elegido las personas con cuidado, se pueden dejar en sus manos tanto las negociaciones como las valoraciones específicas de las que los padres no se pueden encargar.

Tener claras nuestras preferencias, saber expresarlas de manera adecuada y escuchar los consejos que sobre ellas tienen los profesionales son elementos indispensables a lo largo del camino.

Quién decide la fecha del alumbramiento

A pesar de las dificultades logísticas de los padres que tienen un hijo en el extranjero mediante maternidad subrogada, que han de ausentarse de casa y del trabajo, no se puede olvidar que existen prioridades que hay que respetar. Por ejemplo, si el médico de la gestante indica que la cesárea programada deberá llevarse a cabo en una determinada fecha, la decisión médica no puede ser puesta en duda,aunque ésta represente un desafío para la logística de los padres. Esto no significa que los padres intencionales no puedan preguntar e informarse sobre todos aquellos aspectos que tengan poco claros sino que, simplemente, la valoración del médico que atiende a la gestante tiene un peso específico que la hace colocarse por delante de todo lo demás.

Qué se puede pedir en una gestación subrogada
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar