BLOG

Reproducción asistida con donante

Publicado el miércoles, 18 de octubre de 2017 por Laura Marchesani

En Europa, la fecundación artificial con donante no está permitida en todos los países pero, donde es posible, existen numerosas clínicas de reproducción asistida de vanguardia que están en condiciones de ofrecer a sus pacientes la tecnología más avanzada y las técnicas más modernas para ayudarles a ser padres.

A pesar de los consejos que se pueden recibir para mejorar la fertilidad de cada individuo, existen casos en los que las posibilidades de éxito con los propios gametos son verdaderamente escasas. Después de años de intentos, cuando la pareja recibe un diagnóstico por parte de un ginecólogo especializado en reproducción asistida, llega el momento de informarse sobre los posibles recorridos para alcanzar la paternidad. Entender cuáles son las opciones que existen para el caso en cuestión es, sin duda alguna, el paso necesario inmediatamente posterior al diagnóstico.

¿Adopción, fecundación 'in vitro', donación de óvulos o semen, gestación subrogada?

En primer lugar es necesario comprender qué opciones son válidas y factibles para la persona o pareja, ya que las causas de la infertilidad y las situaciones particulares limitan las posibles alternativas.

Una vez determinadas las opciones a las que se puede optar, se debería tratar de aclarar con uno mismo (y, en su caso, con la pareja) cuáles se toman en consideración pues no todas las vías hacia la paternidad son adecuadas para cada futuro padre. La elección del camino a tomar depende, obviamente, de datos objetivos como la causa que impide procrear, pero la visión personal de la paternidad, las creencias, el modo de ser, etcétera, son igualmente importantes.

Donación de gametos: qué saber

La fecundación 'in vitro' y la donación de óvulos o de semen son los tratamientos de reproducción asistida más solicitados pero no son adecuados para todas las personas. Con independencia de la técnica que se esté valorando, y a pesar de que estos tratamientos se lleven a cabo con seguridad tanto en Europa como en Estados Unidos y Canadá, hay personas que los ven como opciones posibles mientras que otros, por el contrario, prefieren descartarlos.

La donación de óvulos y de semen requiere, en general, una reflexión previa profunda porque aceptar los gametos de un donante (ya sea hombre o mujer) significa asimismo tomar conciencia de la imposibilidad de usar los propios. Esta premisa, que puede parecer obvia, es el filtro que impide a muchas personas optar por este tratamiento de reproducción asistida: el deseo de paternidad de algunas personas está necesariamente ligado al vínculo genético.

Naturalmente no existen posiciones correctas o erróneas sobre este asunto pero, sin embargo, es fundamental ser sincero con uno mismo a la hora de tomar una decisión con la que se debe convivir en este momento y en el futuro cuando lleguen los hijos. A ellos, de hecho, se les deberá comunicar con serenidad y transparencia como fueron concebidos.

Si la donación –de óvulos o semen- es aceptada como posibilidad a tomar en consideración, la siguiente reflexión debe hacerse sobre la persona o personas que cederán sus gametos.

Donantes anónimos o conocidos

En algunos países, como en el caso de España, los donantes deben de ser anónimos, mientras que en otros -Estados Unidos y Canadá, por ejemplo- pueden ser conocidos o, incluso, tratarse de amigos o familiares.

Lo que tienen en común todos estos posibles destinos es el cuidado con el que se filtra a los posibles donantes masculinos y femeninos, que deben superar una serie de análisis y encontrarse en perfecta salud psico-física.

El camino de la donación de gametos es una posibilidad que abre la puerta a un futuro que, hasta hace poco tiempo, se consideraba imposible.

Reproducción asistida con donante
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar