BLOG

Calcular el momento del nacimiento en la gestación subrogada

Publicado el martes, 6 de noviembre de 2018 por Laura Marchesani

Cada proceso de gestación por sustitución tiene sus propias características particulares que dependerán de la situación de los padres, de los gametos que se usen, de los resultados que dé el tratamiento de reproducción asistida, de la disponibilidad de la gestante, etc.

En otras palabras, es verdaderamente difícil elaborar un calendario detallado en un camino hacia la paternidad tan complejo como este.

Algunos padres de intención querrían poder controlar los tiempos para saber con mucha antelación cuándo deberán viajar y cuándo nacerá su hijo. Si bien el factor organizativo puede ser considerado de importancia secundaria, no cabe duda de que contribuye en gran medida al estrés de quien espera un hijo desde hace tanto tiempo y ha puesto sus esperanzas en la gestación subrogada así como, obviamente, en la figura de la mujer que llevará al bebé en su vientre.

Cuándo empiezo la gestación por sustitución y cuándo nace mi hijo

Los futuros padres tienen a menudo la necesidad de organizar su trabajo y sus múltiples responsabilidades en función de lo que vaya a suceder en su recorrido de gestación subrogada, es decir, han de pensar en los permisos, los viajes, las compras y, de manera especial, en el momento en el que verán hecho realidad su deseo de tener un hijo.

Hay padres que pueden ausentarse de casa y otros que, por el contrario, tienen grandes dificultades logísticas para estar lejos o que han de organizarse para afrontar el hecho de que no recibirán su sueldo durante algunos meses. En ciertas profesiones, la posibilidad de solicitar vacaciones o permisos fuera de los periodos anuales previamente marcados no existe o está muy restringida.

No obstante, siendo sin duda comprensible la preocupación de quien se encuentra en esta clase de situaciones, resulta objetivamente difícil hacer previsiones precisas con un calendario en la mano.

Creación de los embriones con el tratamiento de reproducción asistida

Cuando se hacen pronósticos sobre los tiempos y plazos de una fecundación 'in vitro', se da por descontado que el tratamiento dará óptimos resultados. Normalmente es así y los ciclos que llevan a cabo los mejores médicos de reproducción asistida tienen porcentajes de éxito muy elevados, lo que (por desgracia) no significa que se puedan garantizar. Si la calidad de los embriones que se crean con la ayuda de la clínica no es suficiente para que sean transferidos al útero de la gestante, es indudable e inevitable que el calendario prefijado cambiará, pues un nuevo ciclo de FIVET implica la necesidad de tiempo para proceder paso a paso.

Transferir los embriones a la gestante en otoño para un nacimiento en primavera

Como es obvio, si bien es teóricamente posible hacer previsiones aproximadas sobre la fecha en la que la gestante podría dar a luz al hijo de los padres de intención, debe recordarse siempre que la naturaleza y el factor humano son elementos difícilmente controlables. Dicho de otro modo, transferir los embriones en un cierto momento del año no garantiza que habrá un embarazo, que el feto se desarrollará con normalidad o que la gestante parirá en la semana prevista.

Además, sentir la presión del calendario sobre los hombros no ayuda en absoluto a los padres intencionales que afrontan un camino bastante complicado. Sería, por ello, aconsejable manifestar nuestras preferencias pero, del mismo modo, es fundamental escuchar con atención los consejos de los expertos, que harán todo lo posible para satisfacer todas las exigencias que se les presenten pero que, como se decía, no podrán asegurar los resultados deseados y, aún menos, en una fecha determinada.

Calcular el momento del nacimiento en la gestación subrogada
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar