BLOG

Reproducción asistida: qué es necesario saber

Publicado el jueves, 16 de marzo de 2017 por Laura Marchesani

A finales de los años 70 se efectuaron los primeros ciclos de reproducción asistida artificial 'in vitro' en humanos. La revolución de la reproducción asistida comenzó pues hace pocas décadas y su desarrollo has sido constante, con resultados cada vez más sorprendentes.

¿Cuándo se recurre a la reproducción asistida?

La mayor parte de los pacientes de las clínicas de todo el mundo son parejas heterosexuales que desean ser padres pero que, por diversas razones, no consiguen un embarazo. En algún caso, estas personas que buscan la ayuda de la ciencia no llegan a descubrir las causas que les impiden tener un hijo de manera natural, por lo que se ponen en manos de expertos para obtener consejos e indicaciones que les ayuden a procrear.

Pero, siguiendo el ritmo de los tiempos, el modelo de familia ha cambiado y, en consecuencia, un colectivo más amplio de personas que el arriba citado busca ayuda para hacer real su sueño de paternidad.

Se trata de mujeres solteras, parejas de mujeres y, más recientemente, también de parejas de hombres u hombres solteros. Estos dos últimos grupos, más allá de la reproducción asistida, necesitan igualmente la ayuda de una gestante.

La definición de reproducción médicamente asistida engloba, así, diversos tipos de tratamiento que ayudan a los futuros padres a cumplir su sueño.

Cómo afrontar una reproducción asistida

Según sean las circunstancias particulares de los futuros padres, variarán las condiciones de su recorrido y, a menudo, quedará también determinado el modo de afrontar un ciclo de reproducción asistida.

En general, las expectativas y el grado de emotividad de quien comienza un camino de este tipo son notables, con independencia de la técnica que se siga. Obviamente la esperanza es siempre ver realizado el sueño y que se cumpla en el menor tiempo posible por lo que, si los acontecimientos no van como se espera, la sensación de frustración puede abrirse camino.

Desde este punto de vista, es muy importante que el equipo clínico de reproducción asistida que sigue al paciente sea transparente respecto a las posibilidades de éxito y a los escenarios que se podrían presentar. En cualquier caso, a pesar de que todo esté claro de inicio, es siempre difícil digerir que un ciclo no llegue a buen fin. Por ello, en muchos centros de reproducción asistida existe la posibilidad de pedir el apoyo de un psicólogo o de un coach, figuras profesionales que son capaces de ofrecer esa ayuda emotiva extra que a veces se necesita.

Cuando hacer el test de embarazo

Si bien el médico indica a la paciente que acaba de someterse a un ciclo de reproducción asistida que espere dos semanas para la prueba de embarazo en sangre, la protagonista, presa del ansia de conocer el resultado de sus esfuerzos, en ocasiones se hace un test de embarazo en orina. En los primeros días tras una inseminación o una fecundación 'in vitro' el resultado de un test en orina podría no ser exacto al 100%, por lo que el consejo del equipo médico es aguardar el momento oportuno y un valor en sangre, que ofrece mayores datos sobre cuál es la situación. Es obvio que muchas veces la espera parece ser la fase más dura del tratamiento de reproducción asistida porque los pensamientos llenan la mente y tenerlos bajo control ¡no es una empresa fácil para nadie!

Reproducción asistida: qué es necesario saber
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar