BLOG

Nacimiento de un nieto gracias a la gestación subrogada

Publicado el martes, 24 de abril de 2018 por Laura Marchesani

Evidentemente, las noticias que se publican en los medios de comunicación muchas veces se caracterizan por su originalidad o, al menos, por el efecto sorpresa que provocan en el lector. En otras palabras, se tiende a escribir sobre lo que está fuera de la normalidad, causando sensación y provocando debate. Así ha ocurrido con la información acerca del niño nacido gracias a una gestación por sustitución con los embriones de los padres fallecidos.

Periódicos y portales de todo el mundo han publicado esta noticia provocando sorpresa y reflexiones más o menos profundas y adecuadas.

¿Es justo utilizar el material genético de un fallecido?

Más allá de las legítimas dudas sobre si es correcto o no dar vida a un niño mediante una fecundación "in vitro" con embriones o gametos congelados y almacenados con fines reproductivos pero que, en un determinado momento por una serie de circunstancias se han encontrado sin progenitor, creemos que hay que subrayar que este caso ocurrido en China constituye un hecho aislado. No solo por la mala suerte que ha determinado que estos padres de intención hayan fallecido poco antes de recibir los embriones para completar su tratamiento 'in vitro' sino también porque, por norma general, existen reglas en cada país que determinan qué uso se le puede dar al material genético congelado en caso de defunción del progenitor. Estas leyes no conciernen únicamente al padre/madre biológico, sino también al social. En otras palabras, cuando se depositan en una clínica de reproducción asistida gametos de los que se es propietario, el centro en cuestión debería proporcionar a los futuros padres la información y documentación necesarias para establecer a priori qué destino tendrán los embriones creados en el laboratorio a través de una fecundación 'in vitro' en todas las posibles circunstancias que se presenten.

Embriones y consentimientos de las clínicas de reproducción asistida

Los consentimientos informados, es decir, el material que se presenta a los futuros padres para que puedan determinar con antelación qué futuro tendrán sus embriones, son instrumentos útiles y necesarios para evitar situaciones ambiguas.

Poder decidir en vida, y en plenas facultades, qué uso dará la clínica de reproducción asistida a los propios gametos proporciona tranquilidad a los pacientes que empiezan un camino de fecundación 'in vitro', también en los casos en los que existe una donación de óvulos o de semen y/o se plantea una gestación subrogada.

Qué será de mis embriones congelados

Como es obvio, cada Estado tiene sus leyes particulares sobre reproducción asistida y posibles destinos de los embriones. Por este motivo, las opciones disponibles no son iguales en todo el mundo.

Independientemente de esto, sería importante poder acceder a toda la información necesaria a través del centro de reproducción asistida para, así, poder dejar constancia clara del destino que se quiere dar a los gametos incluso en caso de fallecimiento u otras circunstancias menos dramáticas como, por ejemplo, la separación de los cónyuges.

El caso del bebé nacido por gestación subrogada en China gracias a la determinación de los abuelos es una oportunidad de reflexión -y una llamada de atención- para todos los que en un momento dado han depositado su material genético en una clínica de reproducción asistida y no han tenido la oportunidad de determinar su futuro.

Nacimiento de un nieto gracias a la gestación subrogada
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar