BLOG

Reembolso de gastos o compensación para la donante de óvulos

Publicado el martes, 4 de septiembre de 2018 por Laura Marchesani

El papel de la donante de óvulos en un ciclo de fecundación 'in vitro' en el que hay que usar gametos donados es de una importancia capital.

Es, en gran medida, gracias a los ovocitos que ella dona que se consigue crear embriones de buena calidad, es decir, con altas posibilidades de dar vida a un niño.

¿Donar óvulos es fácil?

La donación de óvulos no es un proceso fácil ni inmediato. Hay una serie de etapas en el camino de cada donante en las que ellas deben proceder de modo exhaustivo y cuidadoso para poder planear el ciclo y la punción que llevará a la extracción de los ovocitos.

Después de una fase de pruebas médicas y psicológicas, el procedimiento prevé una preparación con medicamentos, conocida como estimulación. Esta fase no es sencilla pues, como se comentaba, hay que seguir a rajatabla las instrucciones y es necesario ponerse inyecciones subcutáneas en horarios muy concretos.

Durante este periodo de tiempo la donante debe de acudir a la clínica de reproducción asistida con cierta frecuencia para someterse a ecografías vaginales y, en muchas ocasiones, a extracciones de sangre para la realización de test.

Únicamente si todo se ha desarrollado de la mejor manera se planea la punción, que se realiza con sedación. Esta operación dura unos quince minutos, pero no está en absoluto exenta de riesgos.

Quienes han afrontado una fecundación 'in vitro' con óvulos propios, la llamada FIV, saben exactamente en qué consisten estos pasos y se enfrentan a ellos con la esperanza de hacer realidad su deseo de maternidad. Las mujeres que donan no sólo aceptan todos los inconvenientes y los riesgos del proceso, sino que, además, lo hacen para beneficio de terceros, con la idea de ayudar a otras personas a tener esos hijos que, de otra manera, no llegarían.

¿Pagar por la donación de óvulos?

En algunos Estados las donantes reciben una compensación económica por su ayuda, como por ejemplo en Estados Unidos, mientras que en otros la ley sólo admite un reembolso, como sería el caso de Canadá.

Independientemente de la modalidad que el país elegido prevea, creemos que es necesario recordar y repetir a cada futuro padre o madre que el esfuerzo de una donante no tiene precio. Sin ella, muchas personas no podrían hacer realidad su deseo de tener hijos.

En algunos casos las candidatas no superan las pruebas de la clínica de fertilidad o el ciclo concluye con escaso éxito. Cuando esto sucede, y por muy doloroso que sea el momento que se esté viviendo, no se puede olvidar ni menospreciar el esfuerzo y el compromiso de la donante. Por este motivo, los padres (o bien la clínica de reproducción asistida) deberían seguir manteniendo en todos los casos su apoyo, también reembolsándole los gastos en los que haya incurrido en su intento de darles felicidad.

Requisitos para donar óvulos

Como explicábamos, cada nación tiene una legislación específica con respecto a la modalidad de compensación/reembolso a la donante; luego existen patrones que establecen los requisitos que tiene que cumplir una joven mujer para poder donar sus gametos. En otras palabras, no basta ser joven y sana para donar. Como es obvio, la edad es un elemento importante, pues la calidad ovárica está relacionada con los años de quien proporciona sus ovocitos, pero existen otra serie de elementos que se deben valorar, entre ellos exámenes genéticos y psicológicos.

Cuando una donante no supera los test requeridos se genera enseguida una sensación de frustración en los padres, que están esperando y que contaban con esa generosa mujer para hacer realidad su deseo de tener un hijo. Sin embargo, lo que no todos los futuros progenitores consiguen recordar en esos momentos de tristeza es que la clínica -seleccionada con cuidado por ellos mismos- que ha efectuado las pruebas a la donante actúa siempre en interés de todos. Si la reserva ovárica de la donante no es óptima, lo más adecuado para las partes es que no se proceda a la estimulación y a la punción porque sería un esfuerzo inútil para la propia donante, una inversión emotiva (además de económica) destinada a no dar frutos para los padres y un proceso con escasísimas probabilidades de éxito para la clínica.

Reembolso de gastos o compensación para la donante de óvulos
contacto
ovodonación
vientre de alquiler
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Cerrar